Noticias

Porrojoycantero

Qué multas puedes sufrir por no llevar los papeles en el coche

Es importante que dentro del coche viajen los documentos actualizados necesarios a la hora de conducir. De lo contrario, podemos enfrentarnos a multas de hasta 500 euros. La Ley exige que conductor y vehículo obtengan autorizaciones administrativas para poder conducir y circular, que se lleven si se circula y que se muestren a los agentes de la autoridad que lo soliciten.

Son tres los documentos que todo conductor debe llevar en su vehículo:

  1. El permiso de conducir: es uno de los documentos que siempre has de llevar contigo. Debe estar siempre en vigor y con al menos un punto en nuestro saldo. Garantiza que el titular está capacitado para conducir un tipo de vehículo.
  2. El permiso de circulación: siempre ha de viajar en el coche ya que garantiza que cumple las características y homologaciones legales. Incluye la información técnica, el modelo, número de bastidor, cilindrada y potencia, etc. En su defecto has de contar con una autorización provisional de la Jefatura de Tráfico.
  3. Tarjeta de ITV: si tu coche ya ha cumplido cuatro años debe viajar en su interior. La Tarjeta de Inspección Técnica de Vehículos indica el consumo, emisiones, si se ha pasado la revisión obligatoria y si presentar defectos mecánicos peligrosos.

¿Pero qué ocurre si no llevas estos papeles en el coche? La infracciones relativas a la documentación del vehículo suponen una sanción administrativa. Para las infracciones menores, las multas estipuladas parten de los 10 euros. Otras más graves están penadas con multas mayores y pueden ser motivo de inmovilización del vehículo. A continuación, reproducimos una lista con las infracciones más frecuentes y sus correspondientes sanciones. En algunos casos pueden incrementarse en función de la gravedad del hecho, los antecedentes o la condición de reincidente del infractor:

Permiso de conducir

  • No llevarlo: 10 euros.
  • Datos no actualizados (cambio de residencia por ejemplo): 80 euros.
  • Permiso caducado: 200 euros.
  • Conducir con una autorización que no habilita: 500 euros + 4 puntos.
  • Permiso que no está en vigor: la multa llega a los 500 euros y además se trata de una infracción tipificada como muy grave.

Permiso de circulación

  • No llevarlo: 10 euros.
  • Vehículo sin autorización administrativa para circular: 500 euros.

Tarjeta ITV y certificado de la última inspección

  • No llevarla: 10 euros.
  • ITV caducada: 200 euros.

Seguro obligatorio

  • Circular con un vehículo sin asegurar: de 601 a 3.005 euros, según el criterio del agente.
  • Aunque no sea obligatorio, es aconsejable llevar el recibo de pago del IVTM, el famoso numerito o Impuesto Municipal de Circulación.

La tarjeta de ITV ha cambiado de apariencia y contenido, para que sea más difícil de falsificar. Desde julio de 2012, el nuevo modelo –de color azul– convive con la tradicional cartulina verde.  Este nuevo formato incluye más datos técnicos del vehículo, desde emisiones de CO2 hasta la categoría de la carrocería, los tipos de neumáticos que puede montar o el valor de ruidos.

¿Vale una fotocopia?

En España y solo para acreditar su existencia ante los agentes, tienen validez las fotocopias de los documentos del coche y el conductor, siempre que estén identificados el organismo y la persona que haga la compulsa del permiso de conducción y de circulación, la tarjeta de Inspección Técnica y las autorizaciones especiales de conducción.

Pueden hacer la compulsa, (de hecho están obligados a ello tras pagar la tasa correspondiente) los fedatarios públicos (notarios, etc.) y unidades dependientes de la Jefatura Central de Tráfico. También pueden hacerla (aunque no están obligados), los ayuntamientos, fuerzas de vigilancia, administración autonómica y resto de órganos de la Administración Pública.

¿Y si viajo fuera de España?

Si piensa conducir dentro de la Unión Europea, el permiso de conducir junto con su DNI -ambos en vigor- serán suficientes. Pero si va a ponerse al volante más allá de las fronteras de la Unión, deberá solicitar un Permiso de Conducir Internacional en la jefatura de tráfico de su provincia. Es válido para conducir durante un año por todo el mundo, excepto en el país que lo expide. Ya explicamos los pasos a seguir para obtenerlo.

El vehículo también debe ir documentado y debe llevar los originales (no valen fotocopias) del permiso de circulación y la ficha con las características técnicas (e ITV actualizada si fuera necesario). Fuera de la UE es necesaria la Carta Verde.

Además, para circular por el extranjero, el vehículo debe llevar un adhesivo con el país de origen en la parte posterior (una pegatina en forma de óvalo, de color blanco, en una E de color negro). Si viaja por la UE, puede utilizarse como equivalente las matrículas que incorporan la banda azul, con estrellas, y la letra E, pero fuera de la Unión, independientemente de la matrícula, es obligatoria la pegatina tipo óvalo.

Fuente: https://noticias.coches.com desde DGT

Porrojoycantero

Las 9 claves para que conducir con lluvia no sea un problema

El agua en la carretera complica notablemente la tarea de ponerse al volante, pero con unos cuantos conceptos básicos controlaremos mejor la situación.

Solo hace falta mirar al cielo: en cuanto empiezan las precipitaciones, la carretera se convierte en un escenario de problemas. Conducir con lluvia resulta muy incómodo, tanto por ti como por los demás. Sobre todo con las tormentas de verano, intensas y muchas veces inesperadas. Además, después de un periodo estival extremadamente seco, las lluvias que se prevén para esta semana (presentes en buena parte de España) pueden pillar a muchos automovilistas por sorpresa.

Porque, aunque todos tenemos claros los conceptos básicos que hay que cumplir con el suelo mojado, a la hora de la verdad la mayoría de los conductores se sienten inseguros cuando les toca conducir con lluvia. Precisamente por eso no viene mal hacer un repaso a lo que hay que tener en cuenta en estos casos.

1. REVISA LAS ESCOBILLAS
¿Chirrían?, ¿ensucian en lugar de limpiar?, ¿cuelga alguno de los extremos? Si respondes afirmativamente a alguna de estas preguntas, es hora de cambiarlas. Conviene hacerlo una vez al año.

2. VIGILA LOS NEUMÁTICOS
Hay que hacerlo siempre (y es fácil saber si el dibujo de las ruedas es el correcto), pero todavía más cuando llueve. El agarre disminuye mucho, y es fundamental que tus neumáticos desalojen la máxima cantidad de agua posible.

3. AUMENTA LA DISTANCIA DE SEGURIDAD
La capacidad de frenada de tu vehículo se ve mermada profundamente en cuanto empieza a llover, por lo que necesitará bastante más metros para detenerse. Si no quieres acabar encajado en la trasera del coche que llevas delante, dale más espacio del habitual.

4. LA SUAVIDAD ES TU MEJOR AMIGA
Nada de movimientos bruscos: ni acelerando (perderás tracción), ni frenando (incluso con ABS puedes llegar a bloquear las ruedas), ni girando el volante (no quieres hacer un trompo ni quedarte cruzado en la carretera).

5. LA VISIBILIDAD ES MENOR: ENCIENDE LAS LUCES
Cuando te toque conducir con lluvia, litros y litros de agua se van a estrellar contra tu parabrisas. Por mucho brío que tengan los limpias, vas a ver peor que en seco. Además, el día seguramente estará nublado, lo que añade un extra de dificultad. Usa las luces para ver y que te vean bien, y presta el doble de atención a lo que pasa a tu alrededor en la carretera.

6. NO TE CONFÍES SI LLUEVE POCO
Dicho de otra forma: a más agua, mejor (sin pasarse). Suena a contradicción, sí, pero no lo es. Las primeras gotas de lluvia se mezclan con la grasa y el polvo de la carretera, reduciendo la adherencia sensiblemente. Una vez rompe a llover (hasta cierto punto), la carretera se limpia y vuelve a agarrar mejor el neumático (aunque menos que con el asfalto seco, lógicamente).

conducir con lluvia

7. EVITA LOS CHARCOS
Puede parecer una tontería, pero no lo es: nunca sabes lo que se esconde debajo o la profundidad que tiene el charco en cuestión. Si esta es poca, simplemente levantarás el agua; si es mayor, un pinchazo, desllantar o incuso quedarte atrancado son tres opciones con muchas posibilidades de cumplirse.

8. ALCANTARILLAS Y PINTURA, TUS ENEMIGOS
La razón está clara: resbalan. Si vas en coche quizá te parezca una tontería… Total, tienes cuatro apoyos, no va a ir a más porque un rueda patine. Sin embargo, por mínima que sea, la pérdida de control de tu vehículo puede ocasionarte problemas graves. Y si conduces una moto, debes extremar la precaución.

9. PELIGRO, ‘AQUAPLANNING’
El gran riesgo de los días de lluvia: cuando el agua acumulada es tanta como para que el coche pierda totalmente la adherencia y se vaya recto. Debes luchar contra tus impulsos primarios: no frenes, no aceleres, no gires; levanta el pie del acelerador y mantén la dirección firme hasta que notes que el vehículo se va parando por sí mismo y vuelve a traccionar.

 

Fuente: motor.elpais.com

Porrojoycantero

Antes de irte de vacaciones, repasa estos 8 consejos

Llega el momento más esperado del año, las vacaciones. Y parte del éxito es una buena planificación y adelantarse a los imprevistos. Julio y Agosto son los meses con más afluencia de tráfico por ocio y estadísticamente suben los accidentes, los atascos y las averías. Evitarlo tiene mucho que ver con ser precavido. Por eso, desde el RACE nos dan los 8 consejos imprescindibles para empezar las vacaciones con buen pie.

Planifica bien tus días de descanso, prepara tu vehículo, infórmate del tráfico y del tiempo, y haz que tus desplazamientos por carretera sean seguros y confortables.

1. Planifica tu ruta con antelación.

Planificar tu ruta es mucho más que confiar ciegamente en tu GPS. Es parte de la magia del viaje. Elegir la ruta más rápida o disfrutar del paisaje es una decisión muy personal. Elijas lo que elijas, antes de lanzarte a la carretera es importante que te informes de las mejores rutas, del estado de las carreteras y en qué tramos hay obras de mantenimiento.

Por si acaso, ten en mente un plan B. Es decir, una ruta alternativa por si encuentras algún atasco o eliges el día de operación salida. Es más placentero continuar la marcha, aunque la ruta sea más larga, que estar parado, sobre todo, si viajas con niños.

Y, siempre que lo necesites, échale mano a tu GPS, a Google Maps o a las recomendaciones de tráfico de la DGT . También dispones de apps para calcularte la ruta, incluso para ahorrar en combustible localizándote la gasolinera más barata en tu ruta.

2. ¿Rutas de más de dos horas? Tómate un respiro y aprovéchalo.

El cansancio es una de las principales causas de siniestros y la seguridad es lo más importante en los desplazamientos. ¿Nuestro consejo? Disfruta del viaje y haz una parada cada dos horas. En España y en Europa hay muchísimas estaciones de servicio preparadas para hacer un alto en el camino, refrescarse, relajarse con un paseo o unos estiramientos y, si te apetece, hacer un tentempié

Igualmente, te animamos a que planifiques las paradas como parte del viaje. Estamos convencidos de que descubrirás rincones sorprendentes, pueblecitos con encanto y experiencias gastronómicas que no conocías.

3. Pon a punto tu coche.

Si nosotros nos preparamos para ir de vacaciones, nuestro coche también se tiene que preparar. Con una buena puesta a punto reduces el número de averías y aumentas tu seguridad y la de los demás.

Puedes chequear que todo está en orden tú mismo o llevarlo a Rojo y Cantero donde revisaremos todo el vehículo para que vayas tranquilo.

Toma nota de los puntos más importantes:

NEUMÁTICOS:

  • Comprobar la presión de los neumáticos, incluyendo el de la rueda de repuesto.
  • Asegurarse que el dibujo de los neumáticos debe tener una profundidad mínima de 1,6 mm. Aunque, por muestra seguridad, es conveniente cambiar los neumáticos cuando la profundidad está por debajo de los 3 mm.
  • Revisar que los neumáticos no tienen grietas, ni zonas deformadas.
  • Unos neumáticos con un desgaste anómalo pueden ponernos en aviso de que algo no va bien en con el sistema de frenado o la suspensión.
  • Mira estos consejos para cuidar los neumáticos.

BATERÍA:

  • Comprobar que los bornes están bien fijados, que no hay fugas de líquido y que éste, en caso de mantenimiento, está al nivel necesario.

LÍQUIDOS:

  • Todos los líquidos del coche deberán estar a su nivel indicado. Con la mayoría es fácil comprobarlo: aceite del motor, líquido refrigerante, líquido de frenos y dirección y el del limpiaparabrisas.

LUCES:

  • Las luces del coche son esenciales para ver y para que nos vean si circulamos de noche.
  • Así, todas las luces deben de funcionar debidamente y los faros deben estar limpios.
  • También habrá que comprobar la regulación de su altura, sobre todo si hemos cargado mucho el coche.

FRENOS Y SUSPENSIONES:

  • El óptimo funcionamiento de ambos elementos es esencial para circular con seguridad con nuestro coche.
  • Actualmente, la mayoría de los vehículos nos avisa a través del panel de la instrumentación si algo no funciona en nuestros frenos: desgaste excesivo de pastillas o líquido bajo. Pero también será, el tacto del pedal, el que nos avise que algo no está bien en el sistema de frenado.

4. Cargar el coche con seguridad es mucho más que jugar al Tetris.

Por nuestra seguridad y confort, no conviene cargar en exceso el equipaje. Un peso excesivo comprometerá el comportamiento del coche. Además, es importante colocar cada carga en su sitio:

MALETERO:

En el maletero debemos repartir el peso y, sobre todo, sujetar los objetos que quedan sueltos con cinchas o los sistemas de sujeción del coche para que la carga no se desplace.

Al colocar el equipaje, las maletas o bultos más pesados deben ir colocados en la parte baja y lo más adelantados posible para no afectar al centro de gravedad.

INTERIOR VEHÍCULO:

En el habitáculo no deben ir objetos de peso sueltos. Cada vez más los coches disponen de portaobjetos y guanteras repartidas en su interior. Ten en cuenta que cuando un coche está en movimiento, todos los objetos que vayan en su interior también, y si frenas bruscamente saldrán disparados con fuerza.

¡Cada objeto se proyectará con una fuerza equivalente a 17 veces su propio peso!

CARGAS EXTERIORES:

Si cargas demasiado el coche afectará al comportamiento y también a los consumos. Si llevas todas las plazas del coche ocupadas, el maletero lleno e incluso carga en el techo, el consumo podría incrementarse hasta en un 25%.

¡Ten en cuenta que con mucha carga hay que aumentar la presión de los neumáticos!

MASCOTAS SEGURAS:

  • Si tu animal es grande y dispone de un trasportín, deberá ir en el maletero.
  • Si es pequeño, el trasportín podrá ir colocado en el suelo de las plazas traseras. En un coche de configuración familiar, puede ir suelto en el maletero siempre que disponga de algún elemento de separación del habitáculo homologado.
  • Otra forma para que pueda viajar tu mascota en el habitáculo es sujeta por un arnés enganchado.
  • Consejos para viajar con tu mascota.

¡Ojo, nunca puede ir el animal suelto!

5. Los niños, siempre bien sentados.

Su seguridad es lo más importante, por eso, siempre deben ir bien sentados y con los cinturones puestos. Siempre bien atados y con la silla para coches bien anclada en su sistema ISOFIX o sujeta con el cinturón de seguridad y en la dirección de la marcha que corresponde según la edad del pequeño y el grupo de silla.

Los niños, conforme a su talla, peso y edad deben viajar en las sillas para coche del Grupo que les corresponde:

  • Grupo 0: de 0 a 10 Kg
  • Grupo 0 o 0plus: de 0 a 13 kg
  • Grupo 1: de 9 a 18 kg
  • Grupo 2: de 15 a 25 kg

Resuelve tus dudas sobre las sillas de retención infantil.

6. Si eres el conductor, estos consejos son para ti.

VISTE LIGERO:

Dentro del coche el conductor no debe ir demasiado abrigado ni vestido con nada que ralentice sus movimientos al volante. La gran mayoría de coche llevan climatizador con dos o más zonas independientes de temperatura. En la del conductor la temperatura no debe ir muy alta, pues puede inducir a la somnolencia. Lo ideal es que se encuentre entre 21 y 23 grados.

EVITA DISTRACCIONES:

Mientras conducimos debemos mantener la atención siempre puesta sobre la conducción. El móvil debe utilizarse con manos libres y el navegador no debe manipularse en marcha. Antes de salir, pon la ruta en el navegador, y activa la función de voz, para evitar quitar la vista de la carretera.

 

distraccion-volante

SI TOMAS MEDICAMENTOS, PRECAUCIÓN:

Atención con los medicamentos que tomamos, muchos pueden producir somnolencia u otros efectos perniciosos para la conducción.

TODO EN REGLA

Todos los papeles del coche deben estar en regla y es obligatorio llevar el permiso de circulación y la ficha técnica del vehículo, con el pago del seguro y la ITV al día. Es aconsejable llevar contigo los números de asistencia y emergencia.

7. ¿Un imprevisto? Antes de ocuparte, la seguridad es lo primero.

La seguridad de los tuyos es fundamental tras una avería o un imprevisto por eso antes que nada:

  • Retira el coche en un lugar seguro. En caso de pinchazo, ten siempre en cuenta donde te detienes.
  • Antes de salir ponte el chaleco reflectante que debes tener siempre a mano y si salen los otros ocupantes del vehículo que se alejen al máximo de la zona transitable de la carretera.
  • Ten localizados los triángulos de señalización para colocarlos 50 metros antes y después del vehículo estacionado.
  • Y, cuando ya esté todo bajo control, es el momento de actuar.

8. Antes de irte, asegúrate que tienes un buen Servicio de Asistencia en Carretera.

Lo más práctica ante las adversidades es la anticipación. Por eso un buen servicio de Asistencia es fundamental no solo para solucionar los imprevistos en carretera, sino en todo aquello que tiene que ver con tus viajes.

Fuente:  https://www.race.es/consejos-para-planificar-tu-viaje

 

Porrojoycantero

5 errores que acaban destrozando los neumáticos de tu coche

No nos cansaremos de decir que los neumáticos son uno de los elementos fundamentales de un automóvil. El único que está en contacto directo con el suelo, uno de los miembros (diríamos incluso el más importante) del triángulo de seguridad. Por eso es conveniente que estén en buen estado. Porque tu seguridad y la de los tuyos (aunque suene a cliché) está en juego.

Pese a ello, la DGT nos advierte cada vez que toca una Operación Salida o Retorno, sea la fecha que sea, que cuatro de cada diez vehículo circulan por la carretera sin haber realizado una mínima inspección de sus neumáticos.

Ya mucho más allá del desgaste (con la banda de rodadura por debajo de los 3 milímetros, tope que sería recomendable e, incluso, un alto porcentaje por debajo del mínimo legal del 1,6). Hay otros problemas del coche que pueden reducir mucho la vida útil del neumático ya que producen un desgaste irregular en su dibujo.

“El dibujo no es solo un elemento decorativo en las ruedas de los coches, sino que un neumático en buen estado es una garantía de agarre, frenada y eficiencia energética”. El estado del dibujo afecta a la capacidad de frenada, a la maniobrabilidad del vehículo, a la capacidad de evacuar agua si conduces con lluvia y también a la capacidad de desprenderse de arena o piedrecillas, cuestiones especialmente valoradas en trayectos largos.

Estos cinco errores provocan ocasionan defectos en los neumáticos. Vigílalos:

Presión inadecuada

Llevar los neumáticos con la presión correcta ayuda a la seguridad, a no gastar más combustible del que deberías… y también a no perder dinero cambiando neumáticos más a menudo de lo habitual. Puede ocurrir que:

  • Presión excesiva: La banda de rodamiento de un neumático sobreinflado se desgasta mucho más rápido en el centro y es más vulnerable si circula por una mala calzada.
  • Presión baja: Perjudica a los extremos (hombros de la cubierta).

Estos daños también pueden aparecer cuando se monta una llanta inadecuada. No elijas llantas demasiados estrechas o demasiado anchas o estarás tirando el dinero en neumáticos.

Mala alineación

De todos modos, por distintos factores, es normal que el desgaste sea desigual entre los cuatro neumáticos de cada vehículo. Por eso es recomendable realizar la alineación de los neumáticos(pueden desalinearse cuando circulas por superficies muy irregulares, pillas un bache profundo o incluso dando un golpe con el bordillo) y también es conveniente rotarlos.

Verás que es necesario realizar ajustes en las cotas de alineación o el paralelismo entre los ejes cuando los desperfectos se localizan solo en uno de los laterales de la banda de rodadura. Si no vigilas la presión y la alineación de los ejes, se reduce hasta en un 20% la vida útil de las ruedas, y un error de sólo 2,5 en el ajuste de un eje puede incrementar el consumo de combustible en un 16%.

Los expertos señalan que es habitual detectar desgastes anormalmente rápidos por circular con neumáticos cruzados al tener la dirección abierta o cerrada, lo que actúa como una lija en el desgaste. En ocasiones no superan los 4.000 / 6.000 kilómetros totales.

Fallo en el sistema de frenos

Es vital saber detectar problemas en los frenos porque un coche ha de detenerse correctamente para que sea seguro. Además de esta obviedad, vigila que el dibujo no se erosione de manera irregular. De ser así, es posible que tu coche no pise de manera correcta, debido a un bloqueo en los frenos o a algún fallo en la suspensión. Si lo que ves es un desgaste escalonado o con forma de dientes de sierra, ya sabes que tu coche tiene un problema que le hará gastar muchas más gomas.

Presión no adaptada a la carga

Un problema muy habitual es no adaptar la presión a la carga del vehículo. Algo que debe tenerse muy en cuenta en viajes con el maletero cargado o en transporte ocasional de objetos voluminosos

Cuando el coche va a llevar mucha más carga de la habitual, para minimizar el riesgo de desperfectos en la banda de rodadura, es recomendable elevar la presión de las cubiertas al máximo recomendado, incluso un poco por encima, y una vez descargado reajustar los valores iniciales.

Elección del neumático inadecuada

De igual modo que no vas con el mismo calzado a una boda que a hacer senderismo, has de elegir un neumático acorde con el uso habitual del vehículo, su carga y el tipo de superficies que va a recorrer. ¿Cuántos kilómetros te vas a durar? Eso dependen mucho del estilo de conducción (suave, agresivo, intensiva o rápido), que también influirá en el tipo de neumático que elijas.

En función de los terrenos por los que circules, debes elegir cubiertas específicas para evitar el arranque de goma en la banda de rodadura. En los SUV que se usen por caminos, por ejemplo, pueden ser interesantes los neumáticos M+S… y para mayores aventuras conviene elegir neumáticos específicos para todoterreno.

También, en función de donde vivas, puede ser aconsejable montar neumáticos todo tiempo (All Season) que ayudan a circular con la máxima seguridad en cualquier estación del año y ante cualquier situación meteorológica.

Fuente: Grupo Andrés desde noticias.coches.com

 

Porrojoycantero

Consejos para conducir en primavera

En primavera salimos de una larga larga época invernal de días cortos y noches largas en las que las condiciones climatológicas limitan el tráfico y provocan en los conductores un efecto de precaución y prudencia adicionales. Llegan entonces los días soleados y temperaturas más templadas en las que tendemos a relajarnos al volante.

Pero, ojo, la primavera es por excelencia la estación del clima inestable y podemos pasar de disfrutar del Sol a soportar intensas lluvias en apenas unos minutos. Por eso aumenta la siniestralidad, porque inconscientemente somos menos prudentes justo en la época del años en que se producen los más bruscos cambios de tiempo.

 

La primavera es también la temporada de las alergias. Y un estornudo a destiempo puede resultar muy peligroso si estás conduciendo. Por eso, en primavera es fundamental respirar aire limpio al volante. ¿Qué mejor forma de hacerlo que pasarte por tu taller de confianza para que te hagan una puesta a punto del sistema de aire acondicionado y te revisen el filtro de habitáculo? De paso, preparas el vehículo para cualquier cambio en las condiciones climatológicas propias de esta época. Aquí tienes varios trucos para evitar alergias en el coche.

Estudios clínicos han demostrado que la contaminación de sustancias agresivas para las vías respiratorias en el vehículo puede ser hasta seis veces mayor dentro que fuera del coche. Los alérgicos lo saben muy bien. Mucosas irritadas, escozor en los ojos, dolor de cabeza… son algunos de los síntomas más frecuentes.

Nuestro país, además, se encuentra en una de las peores zonas geográficas de Europa para quienes padecen alergias primaverales. Especialmente a las gramíneas, que es el tipo de alergia que afecta al 77% de los alérgicos en la Península. La alergia no impide conducir, pero hasta junio van a registrarse los niveles de polen más altos del año así que hay que tomar precauciones. Hoy día los antihistamínicos no dan tanto sueño como hace años, pero aún así consulta con tu médico sobre los efectos secundarios y lee bien el prospecto antes de conducir.

Consejos ante los cambios de tiempo

La DGT ofrece recomendaciones para mantener la seguridad de la conducción en estas circunstancias climatológicas adversas ya que en estos meses nos pueden sorprender los chubascos, la niebla o el granizo, que han de sumarse a las premisas de conducción con buen tiempo que se resumen en:

  • Respetar la señalización y los límites de velocidad, tanto específicos como genéricos.
  • Guardar las distancias de seguridad entre vehículos, es decir, aquella que nos permite detenernos sin colisionar con el que nos precede en caso de frenado brusco. Para calcularla en carreteras secas con buena visibilidad se puede aplicar la regla del cuadrado: dividir la velocidad entre diez y elevarla al cuadrado (en caso de calzadas mojadas, la distancia deberá ser el doble):A 50 km/h: 50/10=5. 5×5= 25 metros de distancia.
    A 120 km/h: 120/10=12. 12×12= 144 metros de distancia.

Con lluvia

Te recordamos los puntos clave de nuestros consejos para conducir con lluvia:

  • Encender las luces de cruce para ser vistos.
  • Usar los limpiaparabrisas y dirigir la calefacción a los cristales para evitar que se empañen
  • No adelantar sin necesidad.
  • No frenar bruscamente para evitar el aquaplaning.
  • Aumentar la distancia de seguridad.
  • Si la lluvia es muy intensa, parar con mucha precaución fuera de la carretera. No abandonar el vehículo si no estamos seguros de poder llegar a un refugio o lugar habitado a pedir ayuda.

Con granizo

  • Mantener atención permanente ante los posibles patinazos.
  • Encender las luces de cruce para ser vistos.
  • Disminuir lentamente la velocidad evitando tocar el freno.
  • Evitar aceleraciones, deceleraciones y adelantamientos.
  • Aumentar la distancia de seguridad.
  • Si es necesario, detener el coche fuera de la calzada.

Con niebla

Estos son los puntos claves de nuestros consejos para conducir con niebla:

  • Encender las luces de cruce y alumbrado antiniebla.
  • Adaptar la velocidad y la distancia de seguridad.
  • No seguir de cerca a otro vehículo. Fijarse en las luces de freno del que nos precede.
  • En caso de cualquier incidencia, encender los dobles intermitentes, faros y alumbrado antiniebla.
  • Si es muy densa tomar como referencia las marcas viales de la derecha de la calzada.
  • Prestar especial atención a la posible presencia de vehículos de dos ruedas y peatones, menos visibles con niebla.

 

 

Fuente: DGT, RACE de noticias.coches.com

Porrojoycantero

Viajar con tu perro en el coche

Aunque los perros sean animales muy dóciles, no están preparados para viajar en coche. Por ello, es necesario tomar una serie de medidas que hagan el viaje un poco más agradable tanto para el animal como para el resto de los ocupantes.

Lo primero que tenemos que saber es que según la normativa vigente, el perro debe ir en un espacio separado del conductor que se delimita con una estructura metálica plegable y adaptable a todo tipo de vehículos.

El motivo es bastante lógico los perros en muchas circunstancias no pueden controlar sus instintos como los humanos y hay que tener mucho cuidado ya que pueden marearse, asustarse por algún ruido o reaccionar de manera inesperada por encontrarse en un espacio nuevo .

Por tanto la DGT prohíbe que los animales estén sueltos en el coche o que vayan en el asiento delantero porque pueden representar un peligro para la conducción.

Desde coches.com queremos darte algunos consejos para que tu viaje en coche con tu mascota sea agradable y seguro.

Si es la primera vez que realizas un viaje con tu perro lo primero es acostumbrarle al  nuevo lugar por lo que te recomendamos que le dejes inspeccionar el coche en parado y posteriormente podrás dejarlo arrancado para que el ruido del motor no le asuste. Una vez ya tienes a tu amigo acostumbrado podrás dar una pequeña vuelta . Puede ser que el perro ladre sin motivo aparente. Lo que ocurre es que para él el coche no es el que se desplaza: cree que son las cosas las que se mueven y trata de perseguirlas inútilmente.

También hay que tener en cuenta la posibilidad de que el perro se maree, por lo que hay que ser previsor y darle una pastilla antimareo una hora antes de salir de viaje y sobre todo si no quieres tener una sorpresa desagradable, espera a darle de comer a llegar a tu destino.

La colocación del perro en el coche es muy importante, si se trata de un animal grande, se debe llevar atado, situarlo en el lado opuesto al del conductor y separarlo de los ocupantes por medio de una rejilla o armazón extensible que se puede adquirir en cualquier tienda especializada.

En caso de que la mascota sea un perro de pequeño tamaño, se debe poner en el asiento trasero del coche, dentro de una caja, cesta o bolsa especial para animales, que puede adquirirse en cualquier tienda de animales. Es una buena forma de mantenerlo quieto y evitar que se maree.

En ningún caso el lugar de un perro sea grande o pequeño, será el maletero del coche ya que una mala combustión, del motor pueden ser mortales para la mascota. Otra razón importante para no dejarlo en el maletero es porque los perros no transpiran por la piel, como los humanos, por lo que la regulación térmica debe hacerse por los pulmones y el ritmo respiratorio puede pasar de 30 a más de 200 movimientos por minuto, lo que puede ser extremadamente peligroso para su integridad física.

Muchas veces habréis visto a los perros asomar la cabeza por la ventanilla,  es una mala costumbre ya que ante cualquier frenazo o curva peligrosa puede desplazarse por le interior del coche de manera peligrosa. Otro motivo es que pueden contraer enfermedades como otitis o conjuntivitis.

Si el viaje se hace largo se puede parar en un área de servicio para que el perro estire un poco las patas y beba algo de agua. Además, cuando haya retenciones o caravanas, es mejor que la persona encargada del perro se baje del coche y lo lleve a dar un pequeño paseo para que le dé el aire, ya que las altas temperaturas y la inmovilidad pueden provocarle una insolación.

Cuando las personas que van en el coche necesiten parar durante el viaje para comer, la mascota podrá permanecer dentro del vehículo, a la sombra y con las ventanillas parcialmente bajadas para que pueda respirar, pero hemos de tener mucho cuidado y no dejar al animal dentro del coche durante mucho tiempo, sobre todo si son en meses de calor.

 

Fuente: Noticias coches

Porrojoycantero

Filtros del coche: para qué sirven y cuándo cambiarlos

Los filtros del coche son elementos de vital importancia, una de las principales claves para mantener el buen estado de un vehículo. Hay que cambiarlos bajo una serie de patrones y periodicidad que aseguren su funcionamiento básico y sigan realizando su función como es debido. Porque son los encargados de evitar que lleguen todo tipo de impurezas que al motor. Además su precio es relativamente bajo y las consecuencias de no cambiarlos pueden ser notables.

Filtro de aire

 

Hace tiempo ya comentamos la importancia de cambiar el filtro del aire, en especial en los cambios de estación temporal. Es una parte importante del motor, pues está en juego si la suciedad entra dentro o no. Hay un dato que es crucial. Debemos tener en cuenta en qué entorno nos movemos con el coche, es decir, no es lo mismo circular por la ciudad que por el campo, por lo que la contaminación del aire o el polvo de la tierra, son factores directamente influyentes en la vida útil del filtro.

Es capaz de canalizar hasta 540.000 litros de aire por hora, por lo que su mantenimiento tiene que ser ejemplar. Generalmente, se recomienda cambiarlo cada dos revisiones, pero deberemos tener en cuenta estos aspectos si queremos que funcione correctamente. Lo más aconsejable, es que cada vez que se haga una revisión, comprobar el estado del filtro y ver que todas las fibras están en perfecto estado, y no están cubiertas por ningún tipo de suciedad que las dejen como si fuesen lijas.

 

Filtro de aceite

El filtro de aceite es el que recoge las impurezas que circulan por las entrañas del motor. Es el encargado de mantenerlo limpio, así como evitar que cualquier viruta metálica que pueda dañar los materiales internos del motor. Si dicho filtro está en mal estado, estos elementos están circulando por el motor, la mecánica reducirá sus prestaciones y podrá sufrir otros síntomas como un mayor gasto de combustible o la reducción de su vida útil.

Normalmente, hay muchos propietarios que deciden alargar el cambio de aceite, esperando un par de miles de kilómetros más. Ya sabemos que los lectores del portal de noticias de coches.com no cometen ese tipo de errores, aun así, es necesario incidir en la importancia del cambio del filtro de aceite en su debido momento. Lo mejor es cambiarlo cada vez que se sustituye el aceite del motor, ya que es un componente muy barato y nos puede ahorrar más de un disgusto.

 

Filtro de combustible

El filtro de combustible es el que se interpone entre el depósito de combustible y las rampas de inyección alojadas en el motor. Su trabajo es retener las impurezas derivadas de los combustibles, para que no interfieran en el flujo del combustible.

En muchas ocasiones, el vehículo puede funcionar mal debido a las influencias del mal estado del filtro. Puede incurrir en pérdidas de gasolina, así como un mayor consumo de combustible. Sin embargo, en el caso de los vehículos diésel, el filtro tiene una importancia mayor, ya que alberga la humedad que genera este tipo de combustible, por lo que su vida útil es menor.

Se suele recomendar un cambio del filtro de gasolina cada 60.000 kilómetros, aunque nosotros recomendamos hacerlo antes, sobre los 40.000 kilómetros. Por el contrario, en el caso de los diésel, sería aconsejable sustituirlo cada 30.000 kilómetros por los daños prematuros que pueda generar la humedad.

 

Filtro de habitáculo

El filtro del habitáculo se encarga de, no solo evitar la entrada de suciedad en el interior, sino también salvaguardar la salud de los ocupantes con la retención de cualquier materia contaminante, como pueden ser las partículas que desprenden los diésel.

En su día, ya comentamos que el mejor momento para cambiarlo es en temporada de primavera para eliminar cualquier rastro de suciedad y moho que se haya acumulado en otoño e invierno. La mejor opción es utilizar un filtro que sea de carbón activo, pues estos retienen más suciedad y duran más.

Nuestra recomendación es el se cambie una vez al año, o al menos cada 10.000 km, sobre todo si los pasajeros habituales son niños o ancianos.

 

 

Fuente: https://noticias.coches.com/consejos/

 

Porrojoycantero

Cómo actuar ante una emergencia en carretera que nos obliga a parar

Muchos pasamos tiempo al volante y eso nos expone directamente a que tengamos algún problema durante estos trayectos. Por eso es de vital importancia saber cómo actuar ante una emergencia en carretera, para evitar males mayores y contribuir a incrementar la seguridad vial. A continuación os dejamos una serie de consejos que serán útiles si nos vemos obligados a parar en caso de accidente o avería.

En caso de accidente

accidente

Según la Cruz Roja, hasta el 57% de las muertes en carretera suceden en los primeros cinco minutos tras un accidente. Por lo tanto, es muy importante actuar con rapidez y eficacia, aplicando la conducta PAS para evitar que las consecuencias del accidente sean mayores. Si eres testigo del accidente lo primero será estacionar el coche de forma segura, si pasas cuando ya están los servicios de emergencia o hay más gente ayudando lo mejor es no entorpecer la circulación.

En la conducta PAS el primer punto es Proteger, así que habrá que advertir de la situación. Es importante hacer uso del chaleco reflectante para ser vistos por el resto de conductores y proceder a colocar los triángulos de emergencia. También pueden ayudar las luces de emergencia del vehículo. En todo caso, habrá que comprobar que ningún coche afectado siga arrancado o pueda desplazarse por la zona del siniestro.

coche destrozado en la parte frontal tras accidente

El segundo paso es Avisar al 112. La llamada al servicio de emergencias también es clave, por lo que hay que tratar de mantener la calma e informar de todo lo posible. Hasta el mínimo detalle es importante, por lo que hay que decir el lugar exacto, el tipo de siniestro, número de afectados y su estado… Cualquier cosa que pueda tener importancia será útil.

El tercer paso es Socorrer, proceder al primer acercamiento a las víctimas. Tras la primera evaluación hay que tener en cuenta que tras un fuerte impacto podría haber traumatismos importantes, por lo tanto se intentará no mover a la víctima (ni quitar el casco a un motorista). En caso de hemorragia se procederá a presionar la zona para intentar cortarla. Si hay víctimas inconscientes hay que evaluar si están en parada cardiorrespiratoria si se tienen los conocimientos de primeros auxilios necesarios.

En caso de avería

Y no tiene que ser siempre a causa de un accidente. Hay veces que algún componente del coche se avería y nos obliga a parar la marcha. En este caso también será primordial que elijamos el lugar donde parar el vehículo. Habrá que intentar no dejarlo en medio de la carretera, sino en alguna zona segura en el lateral o en el arcén. En este caso también repetiremos la conducta PAS para evitar la causa de un accidente.

Para salir del vehículo se utiliza el chaleco reflectante, se ponen las luces del coche y se pondrán los triángulos de emergencia (a 50 metros del coche y visibles desde 100 metros), no hay que olvidar que no cumplir estas medidas puede acarrear una multa. Si es necesario algún tipo de asistencia se procederá a llamar a dichos servicios y esperar en una zona asegurada y sin interferir en el tráfico.

 

 

Fuente – Sixt y noticias.coches.com

Porrojoycantero

6 delitos de tráfico que pueden suponer penas de cárcel

Tras la reforma del Código Penal, existen una serie de infracciones graves que pueden suponer la pena de cárcel. Según el informe publicado por Linea Directa “Delitos y Criminalidad Vial”un total de 1.200 conductores se encuentran en prisión en nuestro país.

A día de hoy, los delitos relacionados con el tráfico suponen el 35% de los delitos totales cometidos en España. Pero no todos los conductores resultan condenados a prisión ya que el Código Penal establece la posibilidad de que el juez permita evitar entrar en prisión cuando la pena interpuesta sea inferior a dos años. Este caso sólo podrá darse cuando el acusado se encuentre libre de antecedentes penales.

Los delitos de tráfico castigados con la pena de cárcel son:

Conducción temeraria

Bajo este delito se engloban la conducción a altas velocidades o con tasa de alcohol consideradas como delito, así como la conducción con desprecio manifiesto a la vida de los demás. En el primero de los casos, la pena va desde los 6 meses hasta los dos años, a lo que se le suma la retirada del carnet de conducir entre 1 y 6 años. En el segundo de los casos, el conductor se expone a la retirada del permiso entre 6 y 10 años así cómo penas de prisión de entre 6 y 12 meses.

Exceso de velocidad

Sobrepasar en 60 km/h la velocidad permitida en vías urbanas y en 80 km/h en carreteras interurbanas. Este delito está sancionado con penas de cárcel de entre 3 y 6 meses así cómo con la retirada del permiso entre 1 y 4 años. Cataluña es la región con mayor proporción de condenas por este tipo de delitos.

Conducir sin licencia

Este delito hace referencia a aquellos conductores que se ponen al volante tras haber perdido la totalidad de los puntos del permiso así cómo aquellos que lo hacen sin haberse sacado el carnet. Este delito es sancionado con penas de cárcel de 6 meses a 2 años. Murcia es la región con mayor número de estos casos.

Negativa a realizar un control

Negarte a realizar cualquier tipo de control por parte de la Guardia Civil puede suponer penas de prisión de entre 6 meses y 1 año, a lo que se le puede sumar la retirada de la licencia un periodo de hasta 4 años.

Conducción bajo los efectos del alcohol o drogas

Conducir superando los límites establecidos en tasa de alcohol es uno de los delitos mas comunes. Y este delito puede suponer la perdida del permiso entre 1 y 4 años, y una posible pena de cárcel de tres meses.

Crear situaciones de riesgo en la circulación

Este tipo de infracciones son catalogadas así por los mismos agentes de tráfico si consideran que tu actuación al volante supone un riesgo para el resto de conductores. Este delito puede suponer penas de prisión de entre 3 y 6 meses.

Si antes de especificar qué delitos podrían suponer la pena de cárcel señalábamos que aquellos conductores que no tuviesen antecedentes y cuya pena fuese inferior a los dos años de cárcel podían librarse de entrar en prisión, existe un caso en el que no es así. Este caso es el de homicidio imprudente como consecuencia de un delito de tráfico, el cual se condena de forma inevitable con la pena de prisión.

Por lo que cuando nos ponemos al volante debemos ser conscientes de que una mala actuación no sólo puede conllevar la perdida del permiso o una multa económica, sino también pasar una temporada entre rejas.

Fuente: DGT / noticias.coches.com

Porrojoycantero

Soluciones para que el invierno no estropee tu coche

Las mecánicas de los coches actuales están preparadas para funcionar entre los -25 y +45 grados… pero no hay que confirse, ya que según un informe de Comisariado Europeo del Automóvil, la mayoría de las averías que se producen en España se registran en esta época del año. Y muchas están directamente relacionadas con las bajas temperaturas.

¿Cómo evitar una desagradable sorpresa? Preparando tu vehículo para los rigores invernales. Bastará con sigas el plan de mantenimiento indicado por el fabricante de tu coche. Para empezar, asegúrate de que el aceite y el refrigerante del motor están en buen estado, que el sistema de alumbrado y desempañado de lunas funciona correctamente y sustituye la batería (elige una siguiendo estos consejos para elegir una batería nueva).

Batería

¿Se agota y al dar el contacto el coche no responde y no funciona ningún elemento eléctrico? Arranca el coche con unas pinzas y piensa en sustituir la batería cuanto antes.

Evítalo: Para no tener que cambiarla antes de tiempo, procura no dejar luces encendidas y que el coche duerma reguardado de la humedad.

Aceite

Si no está en buen estado o no es adecuado para bajas temperaturas, puede llegar casi a congelarse y se vuelve mucho más denso. Es difícil de detectar, pero lo notarás porque al coche le costará arrancar más de lo habitual. No aceleres fuerte, y deja el motor al menos cinco minutos a ralentí antes de iniciar la marcha. Sustituye el aceite por uno adecuado.

Evítalo: Usa el tipo de aceite que indica el fabricante de tu coche en el manual de mantenimiento.

Anticongelante

Si el líquido refrigerante contiene poco anticongelante y, si las temperaturas son muy bajas, se congela. Aumentará su volumen y reventarán las partes internas del motor, manguitos… y la avería es cara.

Evítalo: Sustituye el líquido, como mucho, cada tres años ó 60.000 km. Pide en cada revisión que comprueben que el sistema de refrigeración está en buen estado.

Alimentación

Giras el contacto y el motor de arranque hace ruido… pero no arranca. Si no logras arrancarlo ni siguiendo el último de los consejos de cómo arrancar un coche en frío, (empujándolo o dejándolo caer por una pendiente), no lo repitas. Puedes saturar al catalizador con gasolina sin quemar, y  lo dañarías.

Evítalo: Lo normal es que esto se deba a un fallo de alimentación o encendido. Con un buen mantenimiento no tendría por qué ocurrir.

Electrónica

¿El motor falla? Algún elemento electrónico (un sensor o una conexión) puede haberse humedecido. Normalmente eso se seca y ya está, pero si necesitas usar el coche, es mejor que acudas a un garaje para que lo sequen cuanto antes… Puede que las bujías lancen mal las chispas, o en un momento poco adecuado…

Evítalo: Con un garaje para tu coche… No hay otro modo.

Aire

aire acondicionado coche

¿Los cristales se empañan con mucha más facilidad y no te dejan ver la carretera?

Evítalo: No hay forma de evitarlo. Se ha estropeado. Puedes bajar las ventanillas de vez en cuando para que el aire frío se desempañe.., pero tendrás que ir al taller a que reparen el sistema de ventilación.

Termostato

¿No funciona bien y el motor no alcanza su temperatura normal o se calienta en exceso?

Evítalo: Cambiando el termostato cada cinco años. Si se calienta, la aguja de la temperatura subirá más de lo normal, detente de inmediato. Si no alcanza su temperatura, podrás continuar… pero consumirá hasta un 20% más.

Juntas y carrocería

¿Las juntas de goma de las lunas, puertas… se endurecen y degradan y acaba filtrándose el agua dentro del coche? Avisamos: es normal en un coche de más de 10 años.

Evítalo: Aparcando el coche en lugares resguardados del frío intenso y del agua.

Luces

¿En invierno las bombillas convencionales se funden con más facilidad? Sí. Y los faros también se ensucian más por el barro.

Evítalo: Es muy complicado, pero puedes aprender a cambiar las bombillas tú mismo (depende del modelo de coche) y ahorrarte el dinero del taller.

Freno de mano

No suele ocurrir, pero a veces con las bajas temperaturas se forma escarcha, que hará que las pastillas de freno se queden pegadas al disco de freno.

Evítalo: No se puede evitar, pero sí salir del paso sin gastar un euro: Mueve el coche jugando con el embrague, para que esa fuerza rompa la pequeña capa de escarcha. Y listo.

 

 

Fuente: Autofácil – noticias.coches.com