Archivos mensuales: mayo 2020

Porrojoycantero

Cómo tener el coche a punto para la desescalada

La crisis desatada por el coronavirus está siendo muy dura a todos los niveles. Por suerte, parece que ya va amainando poco a poco ahora que se ha comenzado la desescalada a nivel nacional y se va levantando el confinamiento. Eso también significa que podemos ir haciendo algunas cosas que antes estaban más controladas, como por ejemplo conducir. Pero es importante tener el coche a punto para volver a hacerlo con total seguridad, sobre todo en los casos en los que haya estado parado mucho tiempo.

 

EN ROJO Y CANTERO TE PODEMOS AYUDAR, PÁSATE POR NUESTRO TALLER E INFÓRMATE.

Con el estado de alarma los desplazamientos se limitaron y muchos vehículos quedaron relegados a su plaza de garaje o al último lugar donde habían sido aparcados. Y como bien es sabido por todos, la falta de uso puede hacer mella en un coche. Ya se han reportado algunos problemas en los diésel, pero lo cierto es que ninguno se salva de sufrir averías u otros contratiempos. Vamos a repasar los puntos principales que habría que revisar antes de ponerse al volante de nuevo.

 

Batería

 

La batería es uno de los elementos del coche al que más le afecta estar parado. Cuando hablamos de los cuidados que necesita, ya mencionamos que es mejor desconectarla si no se va a hacer uso del vehículo durante mucho tiempo. Para los que no lo hayan hecho, lo primero es comprobar si el coche arranca o no después de este periodo. Si lo hace a la primera, ha habido suerte. Si le cuesta, no hay que forzar el motor de arranque o la avería podría ser grave. Simplemente puede ser que esté descargada.

Para arrancarlo de nuevo se puede hacer con las pinzas, una solución muy fácil y al alcance de casi todo el mundo. También hay arrancadores portátiles que suelen ser muy útiles en estas ocasiones. Si a pesar de todo la batería sigue dando problemas es posible que esté averiada y que sea momento de cambiarla. Hay que recordar que si no se quiere hacer en casa, ya se puede acudir al taller mecánico con cita previa y manteniendo las medidas de seguridad.

 

Neumáticos

 

Los neumáticos del coche también necesitan una especial revisión para la vuelta a la conducción. Al estar mucho tiempo en la misma posición es posible que se hayan deformado ligeramente. Hay que estar atentos por si se perciben vibraciones u otras anomalías durante la conducción para detectarlo. Aunque el punto principal respecto a los neumáticos es revisar su presión. Esa deformación temporal o las propias temperaturas pueden haber causado que las ruedas se deshinchen.

Circular con una presión incorrecta repercute en la seguridad y también en la duración del neumático. Así que es indispensable echar un vistazo a la presión, algo muy sencillo conociendo la ideal en cada coche (aparece en la tapa del depósito, en el marco de la puerta o en el manual). También en los vehículos más nuevos viene indicada en el ordenador de a bordo y avisa si no está en los niveles idóneos.

Frenos y otros detalles

 

Los frenos del coche también pueden acusar la falta de uso. Es posible que el óxido se haya acumulado en el disco o que haya suciedad en las pastillas, así que nada más coger el coche hay que probar la frenada de forma controlada. Se hará con pisando el pedal de forma progresiva y constante para comprobar la efectividad de los frenos y que se eliminen esas impurezas que podrían afectar a la conducción.

Si durante la marcha se van detectando problemas es mejor consultar con un profesional para obtener un diagnóstico más acertado. Lo mismo sucede si se ilumina alguna de las luces en la instrumentación indicando un problema. Aunque conocemos el significado de todos los testigos del coche, puede que alguno de los fallos requiera una visita al mecánico.

 

Tener la documentación al día

 

Han pasado casi dos meses sin que se puedan hacer muchos trámites y también hay que revisar que la documentación y todo lo demás esté al día. Al principio del estado de alarma ya se anunció la suspensión de los plazos de la ITV durante este periodo. Ahora que comienzan su reapertura con la fase 1 se puede pedir cita previa para pasarla. Lo mismo ocurre con los permisos de conducir, prorrogados durante 60 días por la situación actual.

Además, no es mal momento para revisar otras cuestiones como el estado del seguro del coche, aunque éste se suele renovar automáticamente. Por otro lado, la garantía del vehículo también ha podido caducar durante este periodo, muchas marcas han anunciado su extensión, pero conviene revisarlo. En definitiva, todo el papeleo necesario para conducir tiene que estar vigente y en orden.

 

Limpieza

 

Es cierto que no hace falta una limpieza a fondo para coger el coche después de casi dos meses, el virus no sobreviviría tanto tiempo en el interior. Lo que es importante es coger un hábito de limpieza y desinfección cada vez que se conduzca el vehículo a partir de ahora. Ya hemos dado unos consejos sobre cómo hacerlo correctamente, en casa se puede usar productos como jabón o detergente, así como espumas alcalinas u otros productos específicos. También se puede llevar a un profesional para un tratamiento con ozono.

Hay que prestar especial atención a las zonas que más se tocan con las manos. Hablamos de las manecillas de las puertas o el tapón del depósito en el exterior o del volante, pantalla y mandos en el interior. Si se viaja acompañado y/o con niños hay que extremar precauciones y limpiar todas las zonas que sean sensibles a su tacto.

 

Conducción

conducción nocturna

 

Conducir es como montar en bici, no se olvida de un día para otro. Sin embargo, también es un hábito y cuando se pasa tanto tiempo sin hacerse, las capacidades pueden quedar algo afectadas. Las primeras veces que se conduce, sobre todo, hay que familiarizarse con todo lo relativo a la conducción extremando precauciones. Es mejor empezar por trayectos cortos y recorridos conocidos, cumpliendo siempre las normas de tráfico.

También hay que tomar conciencia de que los usuarios se han acostumbrado a que haya menos coches en las carreteras durante el confinamiento. Eso significa que en entornos urbanos hay que tener cuidado con los peatones que crucen. En todo caso, hay que aplicar las mismas medidas que deberían aplicarse en condiciones normales. Siempre con precaución, la conducción no es un juego.

 

 

 

FUENTE: https://noticias.coches.com/